28 de marzo de 2008

Al ex gobernador de Nueva York también le iban las rubias




A Eliot Spitzer, el recién dimitido gobernador de Nueva York, no sólo le iban las morenas. Sus encuentros con Kristen, una prostituta de lujo de 22 años a quién pagó miles de dólares, desataron la investigación federal que destapó una red internacional de prostitución y acabó en sólo 48 horas con su meteórica carrera.



Kristen, cuyo verdadero nombre es Ashley Youmans, es alta, morena y delgada, y le cobraba a Spitzer más de 1.000 dóalres por hora. El ex gobernador debía de estar muy encaprichado con ella, aunque este viernes, tres semanas después de su dimisióm, se ha sabido que no era la única.




La segunda protagonista femenina de este escándalo sexual es otra chica de nombre artístico muy parecido al de su compañera, aunque físicamente no se parecen en nada. Se la conoce como Kristin "Billie" Davis, y según informa el diario The Post, tiene 32 años y es una rubia oxigenada y "pechugona".



Al parecer, Spitzer también era un cliente habitual de Kristin, una prostituta muy cotizada en Manhattan, conocida por sus fiestas y por su lista de clientes, de la que se rumorea que incluye más de 10.000 nombres.



Davis, que en los últimos años ha ganado una fortuna, está acusada de lavado de dinero y de incitar a la prostitución, por lo que se enfrenta a una pena de hasta 15 años de prisión.

Imagen de la rectitud moral
Spitzer, de 49 años, casado desde hace 21 años y padre de tres hijas, se hizo famoso por su trabajo como fiscal general del Estado, cargo desde el que prometió llevar a cabo "una reforma ética" y combatir la la prostitución.



Considerado la imagen de la rectitud moral y de los valores familiares, ha visto como en horas su carrera política caía en picado y su nombre se unía a la lista de los políticos estadounidenses forzados a dimitir por haberse visto involucrados en líos sexuales.




por www.20minutos.com

No hay comentarios: