6 de junio de 2009

No a la Cementera en Los Haitises


A mí se me hace difícil creer, que el Secretario de Medio Ambiente; Jaime David Fernández M. que se supone debe preservar los recursos naturales de este país, este totalmente de acuerdo con que se instale una Cementera en una área del Parque Nacional Los Haitises, ha sabiendas de que la misma es un asesinato a los recursos naturales de ese parque que es de todos, y como es de todos los Dominicanos hay que preservarlo.

Es difícil entender, como dije anteriormente, que un funcionario como se había vendido Jaime David F. al principio de su gestión como Secretario de Medio Ambiente en los medios de comunicación, como un fiel defensor del medio ambiente, el cual se creía que traería un cambio a dicha institución y defendería ante cual quiera que quisiera abusar de los recursos naturales de esta tierra. Pueda contar con dos caras, una de santo y otra de diablo. ¡Qué decepción más grande nos ha provocado este señor!, mejor dicho este “monstruo” , por qué solo un “monstruo” puede concederle un permiso a una empresa que solo busca enriquecerse con la destrucción de una de las zonas más bellas del país, como lo es el Parque Nacional Los Haitises. Mientras Jaime David Párese no entender que el pueblo Dominicano y la comunidad no quiere dicha cementera.


Pienso que él, como Secretario de Medio Ambiente sabe muy bien que una cementera le proporcionaría daños incalculables a los recursos naturales de esa zona, si llegase a establecerse allí, así que por encima de quien sea, todos los que todavía nos queda un poco de amor por nuestra patria, no le permitiremos a nadie que abuse de nuestras riquezas naturales.




Por: Joax Kennedy
Foto: Fuente Externa

1 comentario:

El guaguero de NYC dijo...

Yo heredé unas tierras en un campo de Santiago y con mucho gusto se las cediera (Bien barata casi regaladas 240 tareas) al gobierno para evitar ese desastre a los Haitises. Mi tierrita es apropiada para una cementera porque está alejada de las viviendas y no afecta ningun medio ambiente.