21 de septiembre de 2009

El Poder del Ejemplo

Cuando hablamos de ejemplo, hablamos de aquello que sirve de modelo imitable o eludible, según se considere positivo o negativo. No podemos pedirle a una persona que de un buen ejemplo, cuando nosotros mismos no lo damos ante la sociedad. Hace ya algunas semanas, tuve la oportunidad de ver varios de los spots publicitarios que tiene la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), en los diferentes medios de comunicación nacional y en la internet, donde pretenden motivar mediante esta campaña a los ciudadanos a que den el buen ejemplo renovando sus marbetes a tiempo. Campaña a la cual apoyo.

Pienso que así como la DGII motiva a los contribuyentes a dar el “buen ejemplo”, así deberían hacerlo ellos mismos en los manejos de los fondos recaudados, que muchas veces no se utilizan para lo que se tienen que utilizar.

Este gobierno no tiene credibilidad para decirle a nadie que de “ejemplo”, porque ellos son los primeros que no lo hacen, comenzando por sus funcionarios corruptos que malgastan los recursos públicos pidiendo exuberantes exoneraciones para importar vehículos de lujo al país. Funcionarios que emplean a familiares con sueldos de lujo sin trabajar, a sabiendas de que es contra la ley, funcionarios adquiriendo mansiones y propiedades costosas, senadores que no van a trabajar. Díganme, ¿Con qué cara le pide el gobierno a los dominicanos que den el ejemplo? ¿Explíquenme?

Dijo François Alexandre un noble y militar francés; que a veces damos consejos, pero no enseñamos con nuestra conducta y eso precisamente es lo que esta haciendo este gobierno.



Por : Joax Kennedy

No hay comentarios: