31 de marzo de 2008

Una stripper en funeral de un donjuán de 103 años


El fallecido era asiduo a los clubes nocturnos ... y tenía más de 100 hijos y 103 años de edad. ¿Quién dijo que un entierro tiene que ser una ceremonia triste y llena de pena y pesar? Bueno, normalmente suele ser así pero... en algunas ocasiones sucede todo lo contrario. O al menos esa fue la intención de Cai Ruigong, que quiso despedir a su padre de una forma muy especial.
Y es que el fallecido, Cai Jinlai, era todo un personaje. Gran aficionado a visitar clubes de alterne, en donde era de sobra conocido, tuvo más de cien hijos, y uno de ellos, Cai, le hizo una promesa muy especial: aseguró a su padre que si vivía más de cien años, contrataría una stripper para que bailase en su funeral... y cumplió.


Quizá motivado por la promesa de su hijo, el señor Jinlai se las arregló para aguantar hasta los 103 años, que fue cuando falleció, después de caminar más de cinco kilómetros para ir a votar. Era la persona más anciana de la localidad de Taizhong, en Taiwan. Como el padre cumplió, su hijo hizo lo propio, y contrató a una bailarina exótica por más de 120 euros, para que bailase durante 10 minutos en la ceremonia del velatorio.

No hay comentarios: